Campaña-Tenemos-razones-de-peso-Ecovidrio-Ecosilvo

‘Tenemos razones de peso’ para reciclar vidrio en Navidad

Durante estos días estamos desarrollando la campaña ‘Tenemos razones de peso’ para reciclar en Navidad, una iniciativa de Ecovidrio para fomentar el reciclaje de vidrio en estas fechas en las que se consume el 20% de los envases de vidrio que se reciclan en un año.

Esta consiste en la colocación de contenedores de vidrio de color rojo, simulando una bola de Navidad, muy vistosos, con el objetivo de llamar la atención y que los ciudadanos tomen conciencia de la importancia de reciclar todo el vidrio que se consume durante estos días en los que las celebraciones y el consumo de todo tipo de bebidas envasadas en vidrio se multiplica.

Los contenedores se ubican cada año en diferentes poblaciones, en esta ocasión se han instalado en las localidades alicantinas de El Campello, Guardamar del Segura, Orihuela y Santa Pola. Todos ellos en ubicaciones muy céntricas y concurridas y vinilados con mensajes sobre cómo conytribuye cada ciudadano, con el simple gesto de reciclar vidrio, a la protección del medio ambiente.

Así, se han decorado contenedores con mensajes como  ‘Reciclando un kg de envases de vidrio reducimos un kg la basura que va al vertedero’, o ‘Reciclando un kg de envases de vidrio ahorramos energía suficiente para poner la lavadora tres veces’, entre otros.

Además, nuestros educadores ambientales han estado a pie de calle en los citados municipios informando a los vecinos sobre los beneficios del reciclaje de vidrio y la importancia de la colaboración ciudadana para minimizar el impacto ambiental que conlleva el no reciclar correctamente.

Los educadores también han repartido unos originales marcapáginas con la imagen de campaña con los mismos mensajes con los que se han vinilado los contenedores, siempre con el objetivo de concienciar a la ciudadanía.

Mañana es el último día en el que se lleva a cabo esta campaña, a la que se suma la que ya realizamos en la Plaza de la Montañeta de Alicante de ‘El iglú de los sueños’, en la que montamos un árbol gigante formado por 50 miniglús y que fue un gran punto de atracción durante tres días para concienciar sobre el reciclaje de envases de vidrio.